La esperanza ha nacido muerta

 

La esperanza ha nacido muerta. El luctuoso título no pretende sumirnos en la desesperanza, constata simplemente su imposibilidad en un mundo basado en los actuales parámetros políticos y económicos. Por debajo de todos los fenómenos aparentes, sólo el avance imparable del neoliberalismo permanece como real y constante.

Los poemas de este libro confirman las sucesivas derrotas en los distintos frentes, pero también suponen un canto al inconformismo y la desobediencia, y, por último, celebran el triunfo de la invicta poesía: una flor extraña que vive ajena a la lógica del darwinismo social (y a las amigables tendencias, dentro de la propia poesía), un objeto sin objeto, como todo lo que de verdad importa, en un espacio cada vez más constreñido al pragmatismo.

La esperanza ha nacido muerta constituye, en primer lugar, una reflexión sobre este cul de sac al que nos ha conducido el neoliberalismo; y, en segundo lugar, una invitación a pensar las formas (no aparentes) posibles de escapar de él.

Estos poemas –en palabras del propio José Icaria– suponen también un agradecimiento a todas las personas solidarias que han aparecido en el camino, y van de vuelta, en compensación por todo lo aprendido de ellas y de los diferentes colectivos.

No me quedan ya más hojas. Se me ha secado la saliva. ¿Continuaréis la labor? ¡Escupíos los unos a los otros!

Oh, por favor, no digáis nada a los niños. La esperanza ha nacido muerta…

 

“La poesía de José Icaria tiene una gran fuerza. Sabe poner el dedo en la llaga”

(Persona asistente a un recital)

 



Oda al obrero de derechas –
“Ratsodes en Villadesahucio”

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *